¿Cómo reconocer una buena silla ergonómica de oficina?

¿Qué es lo que realmente hace que una silla ergonómica de oficina sea buena?

 

Los 5 siguientes consejos te mostrarán en qué debes fijarte para reconocer inmediatamente una buena silla ergonómica.

Una cosa está clara: una silla de oficina ergonómica es lo más importante para trabajar relajadamente en la oficina, aunque no hay que ignorar otros factores. Todos los días nos sentamos en una silla de oficina durante horas y horas, por lo que, por muy buena que sea la silla ergonómica, si se tiene una postura incorrecta, podemos causarnos daños considerables a nuestra salud (problemas crónicos de espalda, hernias discales, etc.). Por eso, es importante habituarnos a regular todos los dispositivos de la silla ergonómica cada vez que variamos nuestra actividad.

 

5 aspectos clave para reconocer una buena silla ergonómica de oficina

 

Hay una gran variedad en el mercado, pero si tienes en cuenta estos 5 aspectos, tendrás la garantía de reconocer una buena silla de oficina ergonómica.

1. ¿Tiene la silla de oficina ergonómica una ergonomía 3D?

 

No todas las sillas de oficina que se autodenominan ergonómicas son también ergonómicamente perfectas y cómodas al mismo tiempo.

La ergonomía 3D significa que la silla ergonómica permite el movimiento al sentarse en tres dimensiones: hacia delante y hacia atrás, hacia ambos lados y hacia arriba y hacia abajo. Gracias a la ergonomía 3D, la silla ergonómica favorecerá los movimientos intuitivos de la persona. Esta característica hace que el cuerpo recupere los patrones de movimiento naturales, incluso cuando se está sentado.

¿Qué significa esto? Muy sencillo: la silla sigue tus movimientos y no al revés. Esto garantiza una comodidad especial al sentarse.

Esta es la ergonomía 3D en detalle:

 

  1. Balanceo vertical

Esto sólo funciona si tu silla de oficina ergonómica está montada sobre muelles. Esto alivia la tensión de tus discos intervertebrales, favorece la circulación sanguínea y pone en marcha tu circulación. Así se garantiza un suministro óptimo de oxígeno.

 

  1. Flexibilidad lateral

Los movimientos armoniosos en 3D con una amplia flexión lateral aumentan tu rango de acción y, al mismo tiempo, optimizan tu posición natural cuando estás sentado. Además, activan tu circulación con cada cambio de postura, lo que también aumentará la concentración.

 

  1. Inclinarse hacia delante

Para que una silla de oficina ergonómica se incline hacia delante de forma natural, es importante que la silla tenga una articulación 3D cerca del suelo. La ventaja de esto es que, en cuanto se inclina hacia el escritorio, toda la columna de muelles de la silla se mueve y se inclina hacia delante. Como resultado, la pelvis adopta una postura similar a la de caminar, la espalda permanece recta, la respiración es profunda y la circulación se activa. Y lo mejor de todo: el “encorvamiento” al escribir en el PC ha desaparecido para siempre.

 

2. ¿Puedo ajustar la silla de oficina ergonómica de forma individual?

 

Las posibilidades de ajuste individual son muy importantes para una silla de oficina moderna y ergonómica. Asegúrate de que puedes ajustar la silla de oficina no sólo en cuanto a la altura del asiento y el peso corporal, sino también a sus necesidades individuales de movimiento.

 

  • Altura del asiento

Sentarse correctamente significa sobre todo prestar atención a la altura correcta del asiento. Lo ideal es que haya un ángulo “abierto” entre la parte superior e inferior de la pierna (> 90°).

Para que puedas ajustar la altura del asiento de tu silla de oficina de forma rápida y sencilla, es importante que la palanca sea de fácil acceso. Además, la altura debe poder ajustarse de forma continua.

  • Ajuste del peso

No hay dos personas iguales. Y eso es bueno. Por eso debes asegurarte de que tu silla de oficina ergonómica se ajuste individualmente a tu peso corporal y se adapte a tus proporciones. Por tanto, la silla de oficina debe funcionar según el lema “una para todos” y seguir ofreciendo un alto nivel de confortabilidad al sentarse.

  • Reposabrazos

Es importante que sean ajustables tanto en altura como en anchura. Algunos reposabrazos también se pueden girar hacia atrás si no se quieren utilizar.

  • Respaldo con apoyo lumbar

La mayoría de las sillas de oficina ergonómicas del mercado tienen un respaldo. Suele ser regulable en altura. Una característica importante: el respaldo alto necesita siempre un apoyo lumbar regulable para la espalda. Esta parte del respaldo puede ajustarse a la curvatura (en forma de S) de tu columna vertebral y la sostiene cuando te sientas en la zona inferior (lordosis).

  • Profundidad del asiento

El asiento de tu silla ergonómica debe ser ajustable. Ajústalo de forma que la parte posterior de las rodillas esté siempre libre y no te apoyes en el asiento. Sólo así se garantiza una circulación sanguínea suficiente, especialmente desde las piernas hasta el corazón.

 

3. ¿Cuánto cuesta una silla de oficina ergonómica?

 

Es una buena pregunta para la que no hay una respuesta general. La gama de precios de las sillas de oficina ergonómicas es muy amplia. Las sillas más sencillas parten de unos 200 euros. Sin embargo, los modelos especialmente exclusivos pueden llegar a costar hasta 2.000 euros. Consejo: orientarse únicamente por el precio no es sensato.

Como ya se ha mencionado en los dos primeros puntos, depende sobre todo de las funciones de la silla de oficina y de si cumple con tus requisitos ergonómicos. En definitiva, también depende de cuánto quieres invertir en tu propia salud. En la gama media de precios ya existen muy buenas sillas de oficina ergonómicas con una excelente relación calidad-precio.

 

4. ¿Cuánto dura una silla de oficina ergonómica?

 

Las sillas de oficina convencionales, no ergonómicas, deberían sustituirse como máximo al cabo de ocho años. La razón es muy sencilla: en función de la gama de precios y de la forma del asiento, estas sillas de oficina “normales” desarrollan más o menos rápidamente huecos en el asiento que fijan la pelvis y, por tanto, restringen considerablemente la libertad de movimiento.

En cambio, una buena silla de oficina ergonómica tiene una vida útil mucho más larga.

También debes prestar atención a la calidad de los materiales y la fabricación. Los materiales de alta calidad y la excelente fabricación aumentan considerablemente la vida útil de tu silla ergonómica de oficina. Y lo mejor de todo: el valor de reventa también se mantiene correspondientemente alto. No es raro que una buena silla de oficina dure 20 años. Es bueno para tu cartera y tu salud.

Por cierto: La garantía y el servicio de atención al cliente suelen indicar si una silla de oficina ergonómica es de alta calidad. Una empresa con altos estándares de calidad te ayudará con todas tus preguntas sobre la silla ergonómica y te ayudará a sacar el máximo provecho de tu silla para la espalda y el movimiento. Además, las sillas de oficina de alta calidad tienen una garantía de varios años.

5. ¿Necesitas una silla ergonómica de oficina con respaldo?

 

El respaldo no es imprescindible para una silla de oficina ergonómica.

La respuesta es clara: ¡No! Sentarse en una silla de oficina profesional con ergonomía 3D es ergonómicamente lo mejor y más saludable sin respaldo. ¿Por qué?

Porque la sentada activa-dinámica en movimiento sin respaldo activa los músculos, especialmente los de la espalda y las piernas. Al sentarte sin respaldo alto y, sobre todo, sin reposabrazos, puedes moverte con libertad y naturalidad. Esta postura dinámica ejercita los músculos y aumenta la concentración. Un mayor movimiento estimula la circulación, el cerebro se abastece mejor de sangre y oxígeno.

Aunque la realidad es que la mayoría de gente está acostumbrada a sentarse en sillas de oficina convencionales con respaldo y reposabrazos. Sin embargo, estar sentado (más o menos inmóvil) durante años hace que los músculos de la espalda se aflojen. Esto se reactiva con una silla de oficina ergonómica sin respaldo.

 

Entonces, ¿Cómo debe ser una buena silla ergonómica? Te lo dejamos resumidamente a continuación:

  • Ergonomía 3D: movimiento en las tres dimensiones
  • Altura del asiento ajustable
  • Ajuste individual del peso
  • Reposabrazos ajustables (para sillas de oficina con reposabrazos)
  • Respaldo ajustable en altura (para sillas de oficina con respaldo)
  • Apoyo lumbar ajustable (para sillas con respaldo)
  • Asiento ajustable en profundidad
  • Confirmación de las propiedades ergonómicas mediante pruebas de expertos independientes
  • Asiento de forma convexa
  • Varios años de garantía y servicio de atención al cliente para preguntas
  • No necesariamente con respaldo

Más artículos

Carrito de compra