Sillas ergonómicas que previenen el dolor de espalda durante el teletrabajo

En un contexto de adaptación a la nueva situación de trabajo, muchos se preguntan si más allá de la crisis sanitaria provocada por la COVID-19, el teletrabajo ha llegado para quedarse. Teniendo en cuenta que en 2019 más del 25% de las bajas laborales fueron debidas a dolores de espalda, (según el informe del Sistema Nacional de Salud del Ministerio de Sanidad), las empresas ponen el foco en el cuidado de sus empleados, ahora también en sus propias casas.

Algo más de un año después del estallido de la pandemia de la COVID-19, muchos empleados aún no han vuelto a la oficina. Algunas empresas, como la multinacional Liberty Seguros, ya ha anunciado que adoptará el teletrabajo para siempre, mientras que, para otras, las previsiones de volver a la oficina son indefinidas.

Sea como sea, las empresas toman conciencia de la necesidad de cuidar la salud de sus trabajadores, ahora desde sus propias casas. Según un informe de la Organización Mundial de la Salud (OMS), el 70% de las poblaciones en países industrializados padece problemas de espalda en algún momento de sus vidas. El riesgo de que este dato aumente considerablemente es muy alto si no se toman medidas relativas a las condiciones de teletrabajo.

Durante el confinamiento gran parte de los empleados, adaptó un espacio de su casa para dedicarlo al home-office, pero pocas personas disponen del mobiliario adecuado para realizar su trabajo correctamente. Un elemento importante para asegurar el bienestar físico y mental, así como para prevenir lesiones y dolencias durante el teletrabajo es la silla. El empleado debe disponer de una silla ergonómica y debe ser considerada como una de las principales herramientas de trabajo por los empleos de oficina. Además, según un estudio publicado por la Universidad de California, contar con una silla ergonómica de oficina puede llegar a aumentar hasta un 17% la productividad del empleado.

Pasamos de media más de 9 horas sentados al día. Sumado a las horas de sueño, supone más de un 70% de inactividad diaria. Los hábitos sedentarios conllevan riesgos como el dolor de espalda crónico. Ante esta situación, la OMS publicó el pasado año 2020, una Guía para afrontar el sedentarismo causado por el teletrabajo.

No cabe duda, de que el cuidado del empleado es fundamental y se ha vuelto más crítico ante la situación de teletrabajo. Ergonomika ha nacido en este contexto para asegurar que cualquier persona tenga acceso a una silla ergonómica adecuada para el home-office.

En Ergonomika estamos comprometidos con el bienestar de las personas y queremos concienciar en que la mejor inversión es en salud.

Más artículos

Una silla de escritorio que te cambiará la vida

Permanecer sentado durante mucho tiempo se empieza a considerar como el nuevo tabaquismo. Y conlleva una larga lista de problemas de salud como dolores lumbares y de espalda, molestias en el cuello y

Carrito de compra